Pasear por Central Park es una de las cosas que hacer en Nueva York en la nieve.

Nueva York en la nieve es un escenario sacado de una postal. Aunque haga frío hay mucho que hacer en la ciudad un día de nieve. ¡Ahora a disfrutarlo!

¿Os acordáis de lo bonito que dijimos que podía ser un día lluvioso en Nueva York? Pues Nueva York con nieve es más mágico aún. Siempre he pensado que hay algo mágico en la nieve: las calles silenciosas, todo cubierto con una manta blanquísima y cuando suena el despertador, casi da pena pensar que tendrás que romper esa perfección con tus pasos hacía el metro. Pero cuando la nieve te pilla de viaje, no todo es tan sumamente mágico. Lo sabemos. Hemos tenido que cambiar planes muchas veces por culpa de los temporales de invierno. Pero si estás en Nueva York durante un día de nieve, tenemos unas cuantas ideas de qué hacer en Nueva York cuando nieva.

Pasear por Central Park

Central Park es uno de los sitios más bonitos de Nueva York en la nieve.

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Si Nueva York nevado parece mágico, lo único mejor es pasear por Central Park cuando todo está cubierto de blanco. Es uno de los pocos lugares de la ciudad que se salva de la suciedad que se ve en los charcos grises gracias al tráfico. Aquí todo es idílico y se puede pasear hasta usando raquetas o esquís. También es un sitio muy divertido para los pequeños porque pueden hacer un muñeco de nieve o traer un tobogán y tirarse por Pilgrim Hill; el mejor sitio con tobogán en Manhattan que se encuentra en el lado este en la 72 un poco al sur del lago del Conservatorio.

Tomar un auténtico chocolate caliente

El chocolate caliente delicioso del City Bakery. Un capricho para un dia en Nueva York en la nieve

Foto (by-nc-nd) de Garrett Ziegler

Es verdad que el chocolate caliente de los Estados Unidos es diferente al que se toma en España u otros países. Es menos denso y algo más suave. Por ejemplo, yo no puedo acabarme una taza de chocolate en España, mientras que en NYC lo hago sin problema (sobretodo cuando hace frío). Uno de nuestros sitios preferidos para tomar un buen chocolate caliente en Nueva York es City Bakery que se encuentra en la 18. Hacen el chocolate como lo hacían nuestras abuelas, con la leche y el chocolate en una olla en el hornillo. Y luego, lo mejor: una nube casera para acabar esta taza tan dulce. ¡Seguro que te dará fuerzas para volver a jugar un rato más en la nieve!

City Bakery: 3, West 18th Street

Tomar el brunch en un Diner

Tomar el brunch es una buena idea para Nueva York en la nieve.

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

No hay mejor forma de celebrar un día sin trabajo que con un brunch. Uno ha podido dormir hasta más tarde y la ciudad parece sacada de un cuento de hadas urbano. Ahora lo único que quieres es mirar la nieve cayendo mientras tomas algo rico y reconfortante. ¿Qué mejor que un brunch? Date el capricho de pedir unas tortitas o una tortilla rellena de queso y verduras junto con un café de diner. (Ya lo sé…para los no americanos, parece agua…pero yo como americana, ¡tengo que defender el café de los diners!). Es una experiencia totalmente neoyorquina y 100% deliciosa. ¿Mi diner favorito? El primero que descubrí cuando me mudé al Upper West Side en 2004: City Diner en la 90 con Broadway. ¡O preguntad en vuestro hotel…seguro que conocen el mejor diner de la zona!

City Diner: 2441 Broadway, New York, NY 10024

Disfruta de un museo

Visitando el Museo Metropolitan un día de nieve en Nueva York.

Foto (by-nc-nd) de gigi_nyc

Si quieres escaparte del frío, nada mejor que un museo. Hay tantos en la ciudad y como es fácil moverse por metro, normalmente están abiertos incluso en el mal tiempo. Si me pides mi museo preferido, tendría que decir el MoMA o el MET. Fueron los primeros que visité de chica y me quedo con ellos. ¿Quieres algo diferente? También me encanta el Museo de la Imagen en Queens y el Brooklyn Museum of Art. Hay algo para todos los gustos, así que es una buena opción para toda la familia.

Ir al cine.

Ir al cine es una buena opción para Nueva York en la nieve.

Foto (by-nc-nd) de Garrett Ziegler

Otra opción muy New Yorker para un día de nieve es ir al cine. Hay algo de un día nevado que invita a pasar un rato calentito con unas palomitas y una buena peli. Ahora la pregunta: ¿dónde debo ir al cine? Tenemos un par de sitios preferidos: Angelika Film Center en SoHo que suele poner películas independientes y extranjeras y también nos gusta el Lincoln Center Cinema (que tienes que buscarlo bien porque es pequeño). Aquí también ponen películas independientes y en V.O.S. Y si ya quieres la experiencia de un cine grande americano, prueba el Bow Tie Chelsea Cinema.

Patinar Sobre el Hielo en Rockefeller Center

Es divertido patinar sobre el hielo en Rockefeller Center en Nueva York en la nieve.

Foto (by-nc-nd) de Scott Beale

Un sueño que hemos tenido todos de pequeño es patinar sobre el hielo en el famoso Rockefeller Center. Aunque sea más famoso por su árbol de navidad, la pista está abierta desde noviembre hasta abril cada año. Incluso se pueden reservar entradas en internet o puedes darte un capricho reservando el desayuno o unas copas junto con tu ticket para patinar. Es una experiencia única que vale mucho la pena.

Ver un show de Broadway.

Un show de Broadway es una muy buena opción para un día de nieve en Nueva York.

Foto (by) de Steve Wilson

Si te gusta el teatro, un día de nieve es el momento perfecto para disfrutar de uno de los espectaculos en la “Gran Vía Blanca.” A veces incluso ofrecen precios más baratos por entradas de última hora. No hay nada como el teatro en Nueva York y hay algo para todos los gustos, desde los musicales clásicos a las obras de teatro e incluso algo más moderno como Stomp o una obra nueva en Off Broadway. Para mí es una sensación única salir del mundo calentito del teatro a las bulliciosas calles de Manhattan y ver los copos de nieve cayendo. Es una experiencia única e inolvidable.

Ir de compras.

Buscando el libro perfecto en la librería un día de nieve en Nueva York.

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Es verdad que está nevando fuera, pero no hay inconveniente en pasar una tarde de tiendas. Nos encanta la temporada después de Navidad porque hay rebajas en casi todas las tiendas. Si quieres evitar la nieve, prueba en el Time Warner Center de Columbus Circle o en uno de los grandes almacenes como Macy’s o Bloomingdale’s. Si no tienes ganas de comprar ropa, a lo mejor te interesa perderte en una de las librerías y luego buscar un café con encanto para empezar tu nuevo libro. No podemos imaginar mejor plan para el día.

Un tour en barco

Un paseo en barco por Manhattan es una opción original para Nueva York en la nieve.

Foto (by-sa) de Loozrboy

Suena algo raro tomar un tour en barco un día de nieve o frío, pero la verdad es que la mayoría de los barcos que operan tours en Nueva York tienen una parte grande que está protegida. Si te quedas dentro, se puede disfrutar de unas vistas preciosas y a lo mejor incluso tienes más espacio, ya que la mayoría de la gente optan por hacer esta actividad en los días de buen tiempo. Imagina las vistas de la ciudad tocadas por el blanco de la nieve. ¿Muy bonita, verdad?

Sacar fotos de la nieve

Un día de nieve en Nueva York es una buena oportunidad para sacar fotos originales.

Foto (by-nc) de Chris Ford

Seguro que ya habrás sacado varias fotos de la nieve nada más salir del hotel, pero recomendamos que toméis un rato para sacar fotos de la nieve. Si dais un largo paseo por la ciudad con la cámara y sin rumbo, acabarás con unas fotos únicas y preciosas. Después de todo, siempre se puede entrar en una cafetería para tomar algo y coger algo de calor.

Tras escribir esto, estoy deseando que llegue la nieve a la ciudad. Espero que vosotros también. ¿Habéis disfrutado alguna vez de la nieve en Nueva York? ¿Cómo pasasteis esos días tan únicos de la ciudad?

Marcus Garvey Park en Nueva York en la nieve.

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero