Morning Star Cafe Nueva York, un magnífico diner al este de Midtown

Vista de la Calle Morning Star Cafe

Ha sido nuestro diners de referencia en el este de Midtown por muchos años, y es que en el Morning Star Cafe Nueva York se come genial.

Cuando pensamos en un diner en España, seguramente nos venga a la mente sitios como Tommy Mel’s o VIPS. En España un diner es un sitio que tiene un poco de todo: platos combinados, hamburguesas y desayunos contundentes. En los Estados Unidos (y en Nueva York en concreto) el concepto de diner es muy diferente. Hablamos de un local con mesas pequeñas o cabinas cubiertas de un cuero falso. Luego están los diners más tradicionales como es el caso de Morning Star Cafe. Aquí también hay una barra con asientos que giran y deliciosas tartas caseras.

La barra del Morning Star Café en Nueva York

Primero señalar que en Nueva York hay muchos diners y no todos son de la misma calidad. Eso sí, todos cumplen con la idea de darte un plato gigante de comer y un servicio rápido. Es por eso que cuando encuentras un buen diner de barrio vuelves una y otra vez. Eso es Morning Star Cafe, un diner situado en el East Side, no muy lejos del Hotel Roger Smith. Es uno de estos diners que recomendamos mucho tanto por su buena comida como por su ambiente familiar.

Tortitas del Morning Star Cafe

El Morning Star Cafe es un restaurante familiar que lleva 20 años dando de comer a la gente del este de Manhattan. La familia Vavilis abrió el restaurante en 1998 tras llegar a Nueva York de Grecia – es curioso pero los mejores diners suelen ser de familias griegas. En este caso, se nota que el sitio se ha ganado a la gente del barrio. Cuando entramos todas las mesas estaban ocupadas de gente local comiendo su brunch del domingo.

La experiencia en Morning Star Cafe

Interior del diner con la gente disfrutando

Era una mañana lluviosa de otoño y queríamos comenzar bien el día ya que el tiempo no acompañaba mucho. Después de pedir un café y un zumo de naranja, había que pensar en qué comer. Al final optamos por unos clásicos. Yo pedí las tortitas con pepitas de chocolate y Pedro pidió huevos revueltos con salchicha, pan tostado y patatas a lo pobre. No tuvimos que esperar mucho tiempo y todo estaba delicioso. Es importante notar que se puede pedir el desayuno (y cualquier comida) a cualquier hora del día (y lo mismo para los platos salados).

Tomando el brunch en el diner

En cuanto a la decoración del Morning Star Café, es sencilla y tiene una barra de toda la vida con asientos que giran como los sitios donde me llevaba mi padre de pequeña. Era divertido ver que había varias familias con niños pequeños empezando su tradición de desayunar en el Morning Star Café. Es uno de esos sitios donde te sientes cómodo desde el primer minuto, y creo que eso tiene mucho que ver con que la misma familia sigue a cargo del restaurante. De hecho, el dueño original se ha jubilado, pero ahora encontrarás al hijo al pie del cañón.

Exterior del Morning Star Cafe

En conclusión, si buscas una experiencia auténtica o solamente un sitio para tomarte un sándwich mixto a las diez de la noche, el Morning Star Café en la Segunda Avenida es una opción excelente. Seguro que sales satisfecho y si tu hotel está en esta zona, no lo dudes más. Ahora la única pregunta es ¿quieres compartir ese trozo de tarta de manzana casera?

¿Tienes una duda? ¡Contáctanos!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Puede usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>