Montana’s Trail House

El brunch de Montana’s Trail House en Bushwick superó mis expectativas. Cada bocado estaba delicioso y los cócteles se ve que son de una mano experta.

Una de las preguntas que más odio en la vida social neoyorquina es “¿dónde vamos para tomar el brunch?” Hay muchísimos y muy buenos restaurantes en la ciudad y casi todos ofrecen brunch los fines de semana con comida muy rica y buenos cócteles. Lo que suele pasar, en mi caso, es que mis amigas me preguntan siempre a mí dónde ir gracias al blog y a que estoy constantemente conectada a Internet. De hecho, tengo una lista que no para de crecer de lugares donde quiero comer, pero por falta de tiempo, dinero y el hecho de que también me gusta cocinar, no me ha dado tiempo todavía. Uno de los lugares en esa famosa lista era Montana’s Trail House en Bushwick (Brooklyn).

Salón comedor de Montana’s Trail House

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York

Bushwick es uno de los nuevos barrios “cool en Nueva York, donde la moda cambia cada minuto. Recientemente Bushwick se ha convertido en un nido de lugares “hipster” para comer y beber, arte callejero y eventos culturales. Es un barrio que ha cambiado mucho en los últimos 10 años, pero con Williamsburg a precios imposibles y hasta arriba de turistas, los neoyorquinos han encontrado este nuevo rincón. Los entendemos, siempre tienes que estar al tanto de la próxima moda que está por estallar.

Sándwich de pollo en Montana’s Trail House

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York

Montana’s Trail House, como a lo mejor habríais supuesto, tiene un aspecto rústico, “de campo” y hipster chic. No sé si se pueden combinar todos esos adjetivos a la vez, pero es verdad que los interiores son de madera, el papel de las paredes estampado con murciélagos y los carteles de parque de casas móviles contrastan mucho con las calles urbanas de Bushwick. Al pasar por el patio exterior, lleno de plantas y decoraciones de madera, me sentí como si entrara en un espacio diferente. De hecho, no vi a mi amiga que me esperaba con un cocktail mientras preparaban nuestra mesa decorada de forma creativa en un patio íntimo.

Sándwich de huevo en Montana’s Trail House

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York

Mientras tomábamos las bebidas (yo pedí una mimosa y ella estaba tomando un bloody mary picante) miramos la carta. Había muchas opciones que tenían muy buena pinta. Entre ellas un sandwich de pollo frito en un bollo salado y un sándwich de desayuno con un huevo frito y carne de cerdo hecho a fuego lento. También sonaba bien el budín de pan dulce, pero antes de que nos pusiéramos de acuerdo, el camarero nos estaba llamando para la mesa. La sala está decorada de una forma ecléctica con mesas de madera muy juntas, algo que vino perfecto para hacernos la boca agua viendo los platos de los demás.

Bizcocho de plátano a la plancha en Montana’s Trail House

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York

Al final nos decidimos pedir el sándwich de pollo frito y el de huevo. Tras esto, enseguida llamamos el camarero otra vez para pedir un pan de plátano a la plancha para compartir. Y sin cerrar aún, llegó la segunda ronda de cócteles. Habíamos visto un cóctel de jengibre que nos llamó la atención. Se puede pedir con ginebra o vodka y sabores cítricos y viene acompañado de un palito con jengibre azucarado. ¡La mejor decisión de toda la mañana!

Cóctel de jengibre en Montana’s Trail House

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York

Además de la deliciosa comida, ¡porque todo estaba realmente delicioso!, los cocteles estaban mezclados a la perfección. De hecho, tengo ganas de volver para poder probar otro cóctel y más platos de la carta (¡los huevos al horno tenía una pinta estupenda!) Lo que más me gustó fue el ambiente relajado y casi de cabaña rural de este restaurante en pleno Bushwick. A través de la ventana se veía la calle urbana, los murales del Bushwick Collective con sus colores vivos decorando las paredes de varios edificios vecinos, pero dentro era como un restaurante con encanto con luces bajas y un servicio amable.

Chupito gratis en Montana’s Trail House

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York

Otro positivo para Montana’s Trail House es que te da un respiro del ambiente ya saturado para el brunch en Williamsburg y Manhattan. Muchas veces encontrar un sitio para tomar el brunch en Nueva York es toda una tarea entre: buscar el sitio, hacer la reserva y luego hacer cola; esto fue justo el opuesto. Pudimos tomarnos el tiempo que necesitáramos y a decir verdad, si hubiera podido quedarme más tiempo, lo habría hacho. Es un lugar perfecto para tomarse la vida con calma, comer algo delicioso y ponerse al día con las amigas: ¡la definición del brunch, si me preguntas a mí!

Entrada Montana’s Trail House

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York

Fotos con licencia (by-nc-nd).
Foto portada (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York

Información sobre el Restaurante Montana’s Trail House

  • Dirección: 455 Troutman St, Brooklyn, NY 11237
  • Teléfono: +1 917-966-1666
  • Precio medio por persona: $11-$30
  • Horario: Lunes a viernes de 3:00pm a 4:00am; Sábado de 11:00am a 4:00 am; Domingo de 11:00am a 12:00am
  • Información extra: Aceptan reservas, aceptan tarjetas de crédito, Recomendable para grupos pero no para niños, no aceptan perros
  • Transporte público: Línea de metro L hasta Jefferson St.
  • Web oficial