Las vistas desde la sala de lectura en el Library Hotel Nueva York

El Library Hotel New York nos ha permitido disfrutar de “una noche en la biblioteca” junto a Grand Central y Times Square. El sueño de cualquier amante de los libros.

Cuando era pequeña, mi madre me llevaba al centro en autobús para visitar la biblioteca pública. Subíamos las escaleras anchas de piedra hasta la entrada principal, empujando las pesadas puertas con el fin de entrar en lo que me parecía un palacio de libros. Caminábamos hasta la sección de libros para niños y paseábamos por todas las filas, inhalando las palabras y los cuentos hasta elegir los libros perfectos que pedir prestados. Las bibliotecas, sin lugar a duda, son lugares mágicos; y es esa es la magia que da vida al Library Hotel en Midtown Manhattan.

Las placas literarias en Library Way al lado de Library Hotel Nueva York

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York

Según caminas por Library Way (¡sí, la calle se llama el “Camino de la Biblioteca!), verás las placas de latón en el suelo con citas literarias. Ya notamos la temática de libros y lo primero que nos sorprendió gratamente fue ver que el Library Hotel es notablemente más pequeño que los rascacielos a su alrededor. De hecho, es lo que llaman un “edificio astilla” en el estilo neogótico que mide sólo 7,6 metros de ancho y 30,4 metros de largo. Crea un perfecto entorno acogedor para ser tu “casa fuera de casa” en Nueva York.

El Library Hotel Nueva York visto desde la calle

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York

Pasando las puertas giratorias de estilo antiguo, nos encontramos en un silencio suave y cómodo. Lejos de ser una entrada desbordante como otros hoteles de Times Square, el Library Hotel es un santuario dentro de las bulliciosas calles de Manhattan. Las estanterías de madera oscura de la recepción están llenas de libros y la luz, amarilla y cálida, me recordó a la sala de lectura de la biblioteca pública al final de la calle. Nos dieron nuestra llave con un número sacado directamente del católogo de fichas. Las habitaciones estaban numeradas según el sistema Dewey decimal de las bibliotecas, y la nuestra estaba en la décima planta (la planta de Conocimiento General, Biblioteca).

Nuestra habitación en el Library Hotel Nueva York

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York

Dentro, los muebles oscurecidos por las bonitas y cálidas luces, estaban invitándonos a coger un libro y relajarnos un rato antes de salir a explorar Nueva York. Había una almohada larga sobre la cama con las palabras “Los que aman los libros, nunca van a la cama solos.” Pero teníamos otros planes, así que habría que posponer el gusto de leer para otro rato. En la puerta encontramos el cartelito de “no molestar,” pero aquí tenía las frases “Por favor, desempolve mis libros.” o “Shhhh! Dejáme leer!” Fue el detalle que más me gustó de la habitación.

Disfrutando de una taza de café en el Library Hotel Nueva York

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York

Abajo, en la segunda planta del hotel, se encuentra la Sala de Lectura. Esta sala única tiene un bonito piano de cola con un ramo de flores para alegrar el espacio. Las paredes estaban cubiertas con estanterías de libros por si necesitabas un nuevo libro durante tu estancia. El Library Hotel trabaja codo con codo con The Strand Bookstore cerca de Union Square para satisfacer a los lectores más voraces. Y por si no fuera suficiente, para que te sintieras como en casa, la sala está abierta todo el día con cosas para picar (por la tarde hay aperitivo y vino para los invitados) con vistas de Madison Avenue. El lugar perfecto para disfrutar de una taza de café por la mañana o un vaso de vino y unas tapas por la tarde.

La azotea del Library Hotel Nueva York con vistas de Madison Avenue

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York

El hotel también tiene una azotea preciosa. Se llama “La Guarida del Escritor” y el espacio está genial para inspirarte, ya estés leyendo un libro que no se puede dejar o bien disfrutando de una copa y dejando que Nueva York te inspire. Hay mesas dentro y fuera para poder disfrutar de las vistas sin importar el tiempo. Si hace frío, incluso tienen una chimenea. El tiempo no acompañaba mucho el fin de semana que visitamos el hotel; pero tenemos ganas de volver un día soleado para tomar algo porque tiene vistas muy bonitas de la Biblioteca Pública de Nueva York.

Los chocolates con temática literaria en el Library Hotel

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York

El Library Hotel también tiene un servicio de habitaciones cada noche que incluye un chocolate belga con una cita literaria para asegurarte dulces sueños. La mañana siguiente disfrutamos del desayuno continental (incluido en el precio de la habitación). Fue una mañana gris en Nueva York y los cruasanes de almendras me llamaban. También había bagels, cereales, fruta yogur y avena. El personal del hotel era muy atento y casi nos sentimos como si estuviéramos en un restaurante en vez de un desayuno de buffet.

El desayuno en el Library Hotel Nueva York

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York

Los otros servicios que el hotel incluye son la entrada libre al gimnasio New York Sports Club más cercano, wi-fi de alta velocidad en todo el hotel y acceso a los libros, DVDs y periódicos en la sala. El Library Hotel es, fiel a su nombre, un lugar encantador para esconderte de la locura de Midtown. En cuanto entras por la puerta ya tienes la sensación de haber vuelto a casa.

Leyendo y relajándonos en el Library Hotel Nueva York

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York