Nuestro almuerzo en Vanessa’s Dumplings

Vanessa’s Dumpling Chinatown es un lugar del que no te enamoras a primera vista, pero sí en cuanto pruebas sus dumplings. Una fusión que precede su fama.

Si pasaras de largo la puerta de Vanessa’s Dumplings, en la calle Eldridge en el Lower East Side de Manhattan, no os podríamos echar la culpa. La tienda es muy estrecha y casi no se nota entre las casas y otros locales. Lo que a lo mejor sí habrías notado, por lo menos así fue en nuestro caso, son las fotos de comida fusión chino-neoyorquina colgadas. Obviamente las fotos pueden mentir, así que entramos a probar su comida.

Vanessa’s Dumplings exterior

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York

Vanessa’s Dumplings es pequeño y si vienes a una hora punta, tendrás suerte si pillas una mesa. Nosotros llegamos un poco después de las 14h entre semana y tuvimos que compartir una pequeña mesa para dos. A nuestro lado había una pareja de abuelos judíos. Estaban tomando sorbos de sopa y comiendo las empanadillas chinas con palillos. Un poco más allá había unos universitarios dándose un festín con fideos y echando cantidades industriales de salsa picante. Tienes que pedir en la barra, pero antes miramos bien la carta para decidir qué queríamos compartir.

Cocinando empanadillas en Vanessa’s Dumplings

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York

Destacan las empanadillas de muchos sabores (hervidas o fritas) y un tipo de sándwich único que se hace en una especie de tortita de sésamo. Esto es lo que hace que el Lower East Side sea único. Vanessa’s es una tienda de empanadillas (dumplings en inglés), tradicional, pero con las influencias del tiempo que ha pasado la dueña aquí en Nueva York. De ahí han nacido los sándwiches de tortas de sésamo y las empanadillas con sabores de temporada. Como podréis imaginar, tanta oferta de comida original (y deliciosa) atrae mucha gente.

Empanadillas fritas de gambas en Vanessa’s Dumplings

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York

Me quedé en la mesa mientras Pedro pedía en la barra. Lo que más mola del local podría ser el hecho de que la cocina está a la vista de cualquier persona que entra. Se puede ver cómo hacen las empanadillas paso a paso. Nosotros elegimos las empanadillas de carne de cerdo hervidas, las empanadillas de gambas fritas y un sándwich de torta de sésamo con pato pekinés. Para beber té de miel y jengibre.

Empanadillas hervidas de carne de cerdo en Vanessa’s Dumplings

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York

Mientras tomábamos nuestro té y esperábamos que prepararan la comida, disfrutamos del espectáculo de gente que entraba y salía de la tienda. Comida para llevar, una merienda salada y un sinfín de actividad con las mesas ocupadas casi en todo momento. Luego vino la comida y todo lo que probamos estaba riquísimo. Tengo que admitir que me gustan mucho las empanadillas chinas en todos sus sabores, ya sean fritas o hervidas; hay algo muy reconfortante en su masa rellena de carne sabrosa. Además, ¡es una de las comidas más fáciles de comer con los palillos! Aunque en este almuerzo el sándwich de pato fue el gran ganador. Estaba salado y dulce y la salsa goteaba un poco ¡pero de la forma que no te importa porque la comida está muy rica!

Sandwich de pato en Vanessa’s Dumplings

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York

Sincerándonos un poco, descubrimos este joya en el Tour de Comidas del Lower East Side a cargo del Tenement Museum. Probamos una empanadilla y supimos que había que volver. Es un lugar perfecto para un almuerzo barato y auténtico. Vanessa’s ha crecido a lo largo de los años y ahora hay tres locales: la tienda original en Chinatown donde paramos nosotros, una en la calle 14 y otra en Williamsburg, Brooklyn. Me encanta saborear las comidas de otras culturas en Nueva York y Vanessa’s ha creado unos platos de fusión que no se encuentra en ninguna otra parte.

Vanessa’s Dumplings interior

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York

Información sobre Vanessa’s Dumpling

Ruskomendación de 4 boquerones

Ruskomendación para Vanessa’s Dumpling: 4 boquerones

Ruskomendaciones: Aprende más sobre las Ruskomendaciones