Portada Donde comer con niños en Nueva York

Con esta guía podrás encontrar montones de restaurantes dónde comer con niños en Nueva York. Que viajar con los más pequeños no sea un problema para comer.

Si alguna vez has viajado con niños sabrás que elegir un restaurante puede ser un reto imposible. Más vale planear tus paradas antes para evitar que los viajeros más peques se pongan de mal humor (¡y mejor aún si el sitio tiene opciones para los mayores!) Con esas dificultades en mente hemos buscado las mejores opciones para comer con niños en Nueva York organizado por zonas. ¿Conoces otro más? ¡Genial! ¡Déjanos un comentario abajo y prometemos probarlo pronto!

Midtown (zona de Times Square)

Carmine’s

A post shared by Carmine’s (@carminesnyc) on

Este restaurante italiano sirve los platos al “estilo familiar.” Esto quiere decir que podéis pedir un plato de espaguetis con salsa boloñesa y os servirán una fuente para compartir entre todos. Entre los platos que más gustarán a los paladares de los niños está la lasaña, los raviolis de queso con salsa de tomate y los filetes de pollo empanado. Por supuesto hay opciones para los adultos y el ambiente es como si fuera la comida del domingo con toda la familia en la mesa. No dudéis en pedir una cesta de pan de ajo – ¡está riquísimo!

Ellen’s Stardust Diner

Si tienes ganas de sentir el espíritu de Broadway, pero no quieres gastarte el dinero en una entrada para los niños cuando a lo mejor no tienen edad y aguante para un espectáculo de 3 horas, esta opción es genial. Se trata de un restaurante clásico americano tipo “diner” donde puedes pedir cualquier cosa desde una hamburguesa hasta una ensalada o un sandwich mixto. Lo curioso es que los camareros son actores intentando llegar a tener un papel de Broadway y cantan mientras te traen la comida. Hay que hacer cola pero normalmente se mueve rápido, así que carga bien el móvil y en lo que tardáis en un par de rondas de cualquier juego ya estaréis sentados en la mesa.

John’s of Times Square

A post shared by nikialvey (@nikialvey) on

¿A qué niño no le gusta la pizza? Es una de las comidas estrella de la ciudad debido al agua de Nueva York que usan para preparar la masa. Lo interesante de John’s es que el local tiene vidrieras preciosas como si se tratara de una iglesia en pleno Times Square. Tienes que pedir una pizza entera; no es de los lugares donde puedes pedir una porción y ya está. Eso sí, tienes un montón de opciones para completar la pizza a tu gusto. Hacen las pizzas en un horno de leña y dicen que el dueño es español (aunque lleva muchísimo tiempo en Nueva York.)

Kellogg’s Cereal Bar

A post shared by Kellogg’s NYC (@kelloggsnyc) on

Este lugar hace homenaje a los cereales de nuestra juventud. Se puede elegir entre todos los tipos de cereales que recuerdes, pero además añadiendo toppings de varios tipos para crear tu bol de cereales perfecto. Una vez que pides, te dan uno de esos botones que vibra cuando está listo el pedido y te dicen qué puerta abrir para recibir tus cereales. Viene en un paquete y se puede disfrutar en la tienda o en el hotel. Es divertido tanto para los pequeños como para los más mayores.

Upper West Side (calle 59 hasta 96 al oeste de Central Park)

Good Enough to Eat

Este restaurante de comida americana es una buena opción tras visitar el Museo de Historia Natural. Esta decorado como una casa típica de granja y tiene una carta para niños con platos que son tiro fijo: pasta, pizza, macarrones con queso y hamburguesas tamaño mini. Para los adultos tienen muchas opciones que incluyen ensaladas, sándwiches y hamburguesas para un paladar más sofisticado. Eso sí, deja hueco en el estómago para el postre porque todo es casero y riquísimo. Recomiendo las tartas de fruta de temporada y el brownie con nueces.

Gray’s Papaya

Otra comida que no puede faltar en un viaje a Nueva York es el perrito caliente; en Gray’s Papaya lo hacen de maravilla. Sirven los perritos calientes con un zumo de frutas tropicales para una combinación perfecta de dulce con salado. No hay donde sentarse, pero justo al otro lado de Broadway tenéis un pequeño parque donde podéis disfrutar de vuestra comida.

Hummus Place

Este rincón es pequeño pero muy acogedor. Pedro y yo descubrimos este sitio buscando un buen plato de lentejas (¿verdad que apetece de vez en cuando?) La carta es vegetariana, pero hay muchas opciones que gustan a los pequeños más saludables. Recomendamos la sopa de lentejas (es un poco menos contundente que la versión española pero está muy bien de sabor.) También hacen el hummus de maravilla y se sirve con un pan de pita calentito y muy apetecible. Otra buena opción es el plato de falafel (albondigas de garbanzos fritos) servido con una ensalada o patatas fritas.

Alice’s Tea Cup

Recuerdo la primera vez que entré en este sitio para merendar. Me impresionó porque lo han decorado como si fuera el salón de té de Alicia en el País de las Maravillas. Antes de llevaros a la mesa los camareros echan “polvo mágico” a los peques y les ofrecen un par de alas de hada. Es el lugar ideal para tomar una merienda muy especial (o una comida ligera). Hacen todo tipo de sándwiches, scones ingleses y magdalenas. Nuestro consejo es reservar mesa antes ya que suele haber mucha gente.

Upper East Side

Meatball Shop

A post shared by @chewfast on

La tienda de albóndigas es una opción muy buena para toda la familia. Es muy popular entre la gente del barrio y los niños pueden marcar su pedido con una cera (un método semejante a 100 Montaditos en España). Para los más pequeños tienen las opciones de albóndigas de ternera, pollo o verduras y luego pueden elegir una salsa y dos acompañantes (todo por $7); es una muy buena forma de solucionar el almuerzo. También recomendamos como postre los sándwiches de helado.

Cascabel Taquería East

A post shared by Amy Sullivan (@afmickey36) on

Un restaurante mexicano con muchas opciones para los adultos y una carta para los niños con tacos más sencillos (hecho con pollo o ternera, y queso). Tienen una parte con terraza para los meses de buen tiempo y para los más mayores ya os adelanto que las margaritas están bastante buenas.

Caffe Grazie

A post shared by mzdunek (@mzdunek) on

Este lugar está cerca del Museo Metropolitano y aquí podrás encontrar ensaladas, paninis, pastas y pizzas. Lo recomendamos porque tiene una especie de menú del día con sopa o ensalada, un sándwich y un postre. También hacen mini paninis para los pequeños viajeros y los dulces italianos…¡no hace falta decir que están riquísimos!

  • Dirección: 26 East 84th Street entre la Quinta Avenida y Madison (Manhattan)
  • Más información

Harlem

Harlem Tavern

Hemos comido en este restaurante muchas veces. Los domingos verás muchas familias comiendo aquí después de ir a la iglesia y entendemos el porqué. Hay muchas opciones para los adultos como ensaladas, hamburguesas, salmón, costillas o entrecot de ternera, y tienen una carta para niños con opciones como palitos de merluza, hamburguesa, quesadillas, sándwich de queso o pasta. Dentro tienen pantallas grandes con los partidos del día y los domingos a mediodía hay música en directo. Además tienen un patio enorme para los meses de buen tiempo, así que hay espacio de sobra para ti y tus pequeños.

Amy Ruth’s

El plato más famoso de Harlem es el pollo frito con gofres. No son gofres muy dulces, pero la idea es mezclar los sabores dulces y salados y hay que reconocer que está muy rico. Aquí en Amy Ruth’s encontrarás un ambiente muy familiar y los platos son al estilo sureño de los Estados Unidos. Se llama “Comfort Food” porque se supone que es comida casera que te recuerda a estar arropado entre familia y buenos recuerdos.

Chelsea

Hill Country Barbecue

¿Te gustaría probar algo muy americano pero diferente a las hamburguesas y trozos de pizza? Te recomendamos este restaurante. La temática es la de una barbacoa sureña y es un sitio muy grande donde vas de una estación a otra al estilo buffet para buscar tu comida; no tendrás que esperar nada. Además de la carne, hay muchos acompañamientos como macarrones con queso, judías verdes y pan de maíz que podría ser un plato entero para un niño que no encuentre nada que le guste.

Chelsea Market

Esta antigua fábrica de Nabisco (los que hacen las galletas Oreo) ahora se ha convertido en una centro comercial con todo tipo de puestos. Tiene algunas tiendas pero más que nada hay restaurantes y tiendas de comida. Se puede encontrar de todo, desde un restaurante italiano a un sitio para ensaladas, otro de bocadillos, opciones de dulces e incluso un lugar para comer langosta – no habrá problema en encontrar algo para todos en la familia.

Greenwich Village

Max Brenner New York

A post shared by Max Brenner (@maxbrennerusa) on

Este restaurante es el sueño de cualquier amante del chocolate, aunque lo que muchos no saben es que también tienen comida “normal.” Hay una carta con platos que gustarán a los niños y otra sección para los mayores. Por supuesto, la estrella aquí son los postres tan enormes como deliciosos que hacen, así que es mejor compartir. Un clásico que nunca falla es la galleta horneada en una sartén servida con una bola de helado de vainilla cubierta con chocolate. ¡Una locura de las más dulces!

Bareburger

Este restaurante familiar es conocido por sus hamburguesas orgánicas. Siempre lo recomiendo en los plannings personalizados que hago, porque es fácil encontrar alguna opción en la carta; tienen hasta una hamburguesa vegetariana. Lo más divertido es la idea de construir tu propia hamburguesa eligiendo el tipo de carne que te guste y luego el queso, verduras y salsas. También tienen mini burgers y si preguntas te aconsejan sobre las opciones para los niños. Una oportunidad de tomar la típica hamburguesa y sentirte comiendo ingredientes de buena calidad.

Cowgirl

A post shared by Mike Torbet (@mtorbet34) on

Este restaurante tiene temática del viejo oeste, con una decoración simple pero divertida y de lo más “americano” que se pueda pedir. Incluso la carta para los niños tiene nombres curiosos para los platos que gustan a todos los pequeños: hamburguesas, fingers de pollo, quesadillas servido con palitos de zanahoria y apio (para los que quieren meter algo de verdura en las vacaciones). Y para acabar tienen un postre que se ve como si fuera una patata al horno, pero en realidad está hecho con helado de chocolate y nata – es perfecto para una foto de Instagram (y delicioso también).

Chinatown

Vanessa’s Dumplings

A post shared by Timothy W (@tedwardwillis) on

Si viajas con niños a los que les gusta la gastronomía (y sabemos que son cada vez más gracias a la popularidad de MasterChef Junior y ese tipo de programas), una opción para comida china fusión es Vanessa’s Dumplings. Vanessa emigró a Nueva York y quiso mantener los sabores de su infancia pero combinándolos con lo que le gusta a los neoyorquinos. De ahí nace la idea de la tienda de dumplings (o empanadillas chinas). Entre los platos que más nos gustan recomendamos los bocadillos de tortas de sésamo (sesame pancake). Tienen uno de huevo y jamón que gustará a cualquier niño o si quieren algo de carne tienen de ternera, carne de cerdo y también de pato. Para las empanadillas se puede elegir entre hervidas o fritas pero tienen sabores para aburrir y salsas picantes y no tan picantes. Es pequeño, pero barato y divertido para compartir y probar nuevos sabores.

Nom Wah Tea Parlor

A post shared by marie ✨ NYC (@marie.pech) on

Nom Wah Tea Parlor es un sitio clásico para probar las empanadillas chinas Dim Sum. El local original abrió sus puertas como salón de te y pastelería en 1920. La calle de Doyers tiene el apodo del “ángulo sangriento” porque tiene una curva muy cerrada y las pandillas de la época lo usaban como una ventaja. Hoy en día no hay pelígro ninguno y es un sitio tradicional para probar la comida china. De hecho, les ha ido tan bien que han abierto otros locales en Nolita y Canal Street. A los niños les gustarán las empanadillas chinas y los rollitos rellenos de pollo y verduras. Vamos, es una experiencia única sin salir de Manhattan.

SoHo

Kelley and Ping

A post shared by Bryce Pincham (@brycepincham) on

Este restaurante de comida asiática, destaca sobre todo por sus platos de fideos y un buffet para el almuerzo. Hay una carta para niños y si vas para la cena, los niños comen gratis entre las 17:30 y las 19:00 Hay que tener en cuenta que es la hora de la cena para familias en los Estados Unidos, así que igual no os encaja el horario…pero está bien tenerlo en cuenta ya que con el jet lag, los pequeños pueden tener hambre a deshoras.

  • Dirección: 127 Greene Street entre Houston y Prince Streets (Manhattan)
  • Más información (cerrado temporalmente por problemas en el edificio)

Georgetown Cupcake

Pedro y yo descubrimos esta tienda de cupcakes en una viaje a Washington D.C. y nos encantó. Ahora estamos muy contentos de que hayan abierto un local en Nueva York. Tienen un montón de sabores clásicos además de sabores que cada día van cambiando. Mi favorito es el de chocolate con cacahuetes, aunque Pedro es más de sabores como limón o fresa. Confiad en mí, hay de todo y para todos. Un sitio perfecto para una merienda dulce.

  • Dirección: 111 Mercer Street entre Spring y Mercer Streets. (Manhattan)
  • Más información

Tacombi

¿A quién no le gustan los tacos? Este local mexicano tiene tacos rellenos de muchas opciones, quesadillas y zumos naturales. Lo que les gustará a los pequeños es que el restaurante en la zona de Soho tiene una antigua furgoneta de Volkswagen aparcada dentro como si fuera un food truck. Es un sitio desenfadado y sobretodo con muy buenos precios.

  • Dirección: 267 Elizabeth Street entre Prince y Houston Streets (Manhattan)
  • Más información

Distrito Financiero

P.J. Clarke’s

P.J. Clarke’s es un restaurante con los clásicos americanos, ensaladas grandes, platos principales, sándwiches y hamburguesas. De entre todos los platos nosotros recomendamos el Lobster Roll, un bocadillo de langosta con una salsa suave de mayonesa (es un plato típico del estado de Maine y está delicioso). Para los niños tienen mini-hamburguesas y otras comidas como macarrones con queso y alitas de pollo entre otras opciones.

Hudson Eats en Brookfield Place

A post shared by Alex + Sammii (@realwoomeneat) on

El centro comercial de Brookfield Place tiene una zona con muchos restaurantes. Hay lugares con sushi, bagels, ensaladas y hamburguesas entre otras muchas opciones. Es un buen sitio para los que no pueden ponerse de acuerdo sobre qué tipo de comida les apetece. Además está muy cerca al museo 11-S y el observatorio One World en la Zona 0.

Adrienne’s Pizza Bar

A post shared by jellojuggler (@jellojuggler) on

Este restaurante tiene un toque desenfadado con muchas mesas en la calle para disfrutar del buen tiempo. Es especialmente bonito comer fuera ya que el sitio está en una de las calles más antiguas de Nueva York. La pizza se hace en horno de leña y recomendamos compartir una de las pizzas al estilo “old fashion” que son cuadradas y te dejan elegir los toppings que más os gusten. También tienen platos clásicos italianos además de lasagna, pollo a la parmesana o ensalada caprese. ¡Vas por el buen ambiente y te quedarás por la pizza!

Brooklyn

Action Burger

Si a tus hijos les gustan los juegos en la tablet, los comics o la ciencia ficción este sitio es ideal. Tienen más de 250 juegos y su carta está dividida entre héroes y villanos. La comida de los héroes es más saludable (pollo a la plancha, ensaladas, hamburguesa vegetariana, etc.) y la comida de los villanos es menos saludable (hamburguesas, perritos calientes, patatas fritas, etc.) Es el único restaurante de este tipo que hemos visto y aunque ahora mismo están haciendo renovaciones, abre de nuevo en agosto de 2017.

Habana Outpost

Este restaurante piensa no sólo en tu paladar sino también en el medioambiente (algo que siempre nos gusta apoyar). Mezcla comida mexicana y cubana con opciones que gustan mucho a los niños como las quesadillas, las mazorcas o el arroz con frijoles. También se quedarán sorprendidos con algo muy original: ¡los cubiertos están hechos de maíz! Es un sitio único y los fines de semana hacen talleres de manualidades para niños entre las 11 y las 15 horas.

Dizzy’s

A post shared by Miku Kawamura (@afropanda39) on

Este sitio es un diner clásico en toda regla, con opciones para todos y un menú para niños (incluso tienen opciones sin gluten). Al entrar te dan unas ceras para poder pintar en el mantelito blanco. Es un buen sitio para tomar el brunch ya que tienen opciones como la tortilla de huevos donde eliges lo que quieres dentro, o para los más dulce las torrijas con nutella. Por cierto está justo al lado de la entrada al metro, así que tampoco hay que caminar mucho para seguir explorando.

  • Dirección: Tienen 2 locales: 230 5th Avenue y 511 9th Street (Brooklyn)
  • Más información

Shake Shack

A post shared by SHAKE SHACK (@shakeshack) on

Un clásico para toda la familia. Este restaurante destaca por sus hamburguesas de ternera, de pollo y perritos calientes junto con sus famosos batidos. No es lo mismo que comer en un McDonald’s ya que la calidad es mucho mejor, pero el formato de pedir y esperar tu comida es bastante similar (lo que han hecho es mejorar la calidad del producto.) Y si te gustan los batidos tienes que probar uno, son muy espesos y con mucho helado – un postre en sí mismo.

Juliana’s

Esta pizzería es una de mis favoritas y hacen sus pizzas en horno de leña. Aunque la pizzería más conocida es su vecina Grimaldi’s, siempre tiene una fila gigantesca. Según la historia, el dueño de Grimaldi’s vendió su tienda y tras jubilarse se aburrió y decidió abrir Juliana’s justo al lado. Es un lugar ideal para familias ya que puedes pedir tu pizza a la carta y estar a pasos del Puente de Brooklyn para luego descansar, o correr en el parque (según la energía de cada viajero).

Queens

Jahn’s Diner

Si quieres experimentar Queens como un auténtico newyorker, Jackson Heights es una zona que recomendamos sin duda alguna. Vivimos allí durante un año y medio y es un barrio de muchas culturas, donde destacan la pequeña India y la pequeña Colombia. También hay pequeñas comunidades de otros países de Latinoamerica, así que ya podrás imaginar que hay comidas de todas partes. Jahn’s Diner, en cambio es un restaurante de toda la vida. Tiene un poco de todo, pero el diner es conocido por sus batidos y helados que están buenísimos.

Bohemian Beer Hall & Beer Garden

A post shared by Dan Miller (@jazzdan) on

Es verdad que este lugar no suena muy “para familias” pero durante el día es un restaurante al aire libre donde los adultos pueden disfrutar de una cerveza fría y los niños pueden estar a su aire. Tienen una zona de barbacoa donde puedes pedir salchichas al estilo alemán, patatas fritas o hamburguesas, entre otras muchas comidas. También tienen platos tradicionales del este de Europa como pierogies (empanadas de patata), goulash o carne de cerdo al estilo checo. A veces hacen eventos para familias y cualquier día hasta las 21:00 horas se puede entrar con menores de edad.

Casa Galicia

Si no encuentras nada que te guste en Nueva York, también incluimos en esta lista un restaurante con comida española de verdad (y a un precio no TAN elevado como los restaurantes de tapas que están de moda en Manhattan.) Este rincón es la casa cultural de los inmigrantes de Galicia y sus familias. Puedes pedir tortilla de patatas, empanada de atún e incluso pulpo a la gallega. Es un lugar que Pedro y yo encontramos para ver los partidos de fútbol en pantalla grande, pero que luego descubrimos su comida convirtiéndose en nuestra referencia española.

Mom’s Kitchen and Bar

A post shared by Katie K (@kayteekay_) on

Este sitio no podría faltar en nuestra lista. Es conocido por sus batidos locos (sí, esos que llevan un donut encima y un montón de nata.) Además tiene comida rica al estilo americano como ensaladas, hamburguesas o sandwiches, y para los niños tienen una carta donde pueden dibujar su propia tira cómica. Eso sí, los fines de semana suele estar bastante lleno, sobretodo para tomar el brunch.